Expansión en América

Las Concepcionistas de la comunidad de Toledo fueron, además, las primeras monjas misioneras de América, en el año 1540, profesando de manos del primer obispo de México, el franciscano fray Juan de Zumárraga.

     La historia nos remonta a los orígenes de la Orden de la Concepción de Toledo y nos da la imagen de que se fundaron, bajo la misma Regla, más de doscientos monasterios Concepcionistas en Europa y América, por ello se puede decir que no es un simple convento autónomo, sino la cuna y fuente de la Orden.

     Desde sus orígenes este Monasterio está vinculado a la Familia Franciscana, esta unión se manifiesta en María y María Inmaculada.

     Los Hermanos Franciscanos ayudaron a la extensión de la Orden y en la actualidad siguen colaborando con ella y con las hermanas Concep-cionistas.

 

Fray Juan de Zumárraga

San Francisco de Asís